¿Cómo ahorrar en la compra del supermercado?

Seguro que muchas veces te habrás preguntado: ¿cómo puedo ahorrar en la compra?. Claro está que las estrategias usadas por los supermercados son buenísimas para hacernos gastar nuestro bien trabajado, sudado y ganado dinero. Sin embargo, usando las técnicas que te propongo a continuación podrías llegar a ahorrar más de 1000€ al año en la compra.

Consejos y trucos para ahorrar en la compra del supermercado

Esta guía ofrece 20 trucos o consejos que te ayudarán a recortar los gastos y a descubrir formas de cómo ahorrar en la compra de alimentos y otros productos incluyendo: cómo sacar partido a los descuentos, cómo diversificar y planear tu compra y la hora a la que deberías de ir para conseguir productos a mejores precios. No te preocupes si no puedes seguir todos estos consejos, con tal de que apliques parte de ellos verás la diferencia que hará a tu cartera.

1. Recuerda que el trabajo de los supermercados es hacerte gastar dinero

como-ahorrar-en-la-compraLos supermercados son centros de consumismo, especializados en hacerte gastar dinero. ¿Cuántas veces has ido a hacer una compra pequeña y has vuelto a casa cargado de bolsas? Pues bien, los supermercados están perfectamente diseñados para incitar al consumidor a realizar más compras de las que necesita. De hecho te sorprendería saber que se gastan millones de euros en investigar cómo seducir y animar a los compradores a que gasten más de lo que deberían. Por lo tanto, también te puede interesar como consumidor aprender cómo evitar esas tentaciones tan estratégicamente planeadas.

A continuación te desvelo algunas de las estrategias más comúnmente usadas por los supermercados:

  • Colocar chucherías y revistas al lado de la caja. Esta estrategia funciona bien con personas impulsivas, personas que llevan niños y casi con cualquiera, porque a casi todos nos gusta darnos un capricho. El poner caramelos, chocolates y revistas en las cajas de las tiendas mientras esperas para facturar tu compra es muy efectivo a la hora de incitar a la gente a comprar cosas que no necesitan y es el último intento de los supermercados de hacerte gastar más dinero antes de que te vayas.
  • Posicionar artículos de compra o productos que sean más rentables al nivel de los ojos. Normalmente, los supermercados colocarán los productos que más beneficios puedan aportarles a la altura de los ojos de los consumidores e incluso a la altura de los ojos de los niños en casos de productos cuyo objetivo sean éstos. Además los productos más rentables para los supermercados NO son normalmente las mejores ofertas para los consumidores.
  • La distribución de productos a lo largo de las tiendas está diseñada de manera que nos hacen caminar por todo el supermercado. Para que te hagas una idea, los productos que compramos regularmente tales como leche, arroz, azúcar, queso y demás están distribuidos por toda la tienda, de tal forma que tendremos que pasar por delante de otras muchas secciones de productos antes de poder completar nuestra compra.

estrategia-supermercados

  • Usar etiquetas que confunden. A veces los supermercados colocan productos apetecibles cerca de la entrada de la tienda, con un coste atractivo para persuadirnos nada más entramos. Pero, ¿te has fijado alguna vez que productos con etiquetas y carteles similares también se utilizan para otros productos promocionando ofertas, las cuales a veces no lo son?. El usar colores llamativos y las palabras ‘oferta’ y ‘promoción’ nos hacen sentir bien a la hora de elegirlos, pero estos descuentos a veces pueden ser de unos pocos céntimos e incluso puede que haya equivalentes de estos productos que sean más baratos y que no estén tan visibles o que incluso estén escondidos.

2. No dejes que nadie dirija tu carrito de la compra

lista-compra-semanal

Si realmente quieres ahorrar o si tienes un presupuesto pequeño es importante que te mentalices apropiadamente y te adaptes a él. La mejor manera de verlo sería preguntarte a ti mismo lo siguiente: con un presupuesto de €XXX, ¿Qué puedo permitirme? El truco está en que en vez de querer comprar todas las cosas que se te antojen de la forma más barata posible para que te llegue el presupuesto, priorices las cosas que necesitas y selecciones sólo algunos de los caprichos que quieras darte, ya que si estás viviendo con un presupuesto ajustado tienes que cuidar tus gastos.

A su vez, tendrás que considerar tu presupuesto mensual total y que parte del mismo va destinado a la compra de comida. Dependiendo de esto podrás hacer elecciones a la hora de ir al supermercado y podrás ahorrar en la cesta de la compra.

3. Considera comprar productos que no sean de marca

El marketing y la publicidad consiguen hipnotizarnos con los productos de marca. Sea lo que sea si algo cuesta más tendemos a pensar que es mejor, sin embargo esto no es necesariamente cierto.

La manera en que los anuncios publicitarios nos manipulan con frases promocionales nos hacen creer que algo más caro es mejor. Sí es cierto que quizás el empaquetado de los productos de marca tenga un diseño más bonito que el de un producto similar más barato, pero si te diesen ambos productos sin etiquetas y en el mismo tipo de envase y los probases, seguro que muchas veces no serías capaz de notar la diferencia.

El siguiente vídeo muestra un reportaje llevado a cabo por El Mundo en el que se lleva a cabo un experimento a ciegas en el que se le pide a los consumidores que prueben productos de marca blanca y productos de marcas líderes para ver quien es capaz de notar la diferencia. ¿Te sorprendería saber que casi nadie supo distinguirlos?, aquí te lo mostramos:

Los supermercados separan sus productos por categorías, etiquetándolos a propósito para darte la opción de elegir que tan ‘lujoso y elegante’ o que tan ‘básico’ quieres ser.

La escalera de la compra:

En la mayoría de los grandes supermercados vas a encontrar muchos productos clasificados dentro de las siguientes 4 categorías:

         ➸ Productos de ‘Calidad Suprema’: palabras como ‘excelente’ o ‘selección’ implican que el producto ha sido creado para darnos un lujo

         ➸ Productos de ‘Marca de Fabricante’: productos con la marca del fabricante como la salsa de tomate Solís o los cereales de marca Kelloggs

         ➸ Productos de ‘Marca Blanca’: la presentación de estos productos suele ser similar a los de marca de fabricante, pero con la marca del supermercado

         ➸ Productos de ‘Marca Blanca Básica o de Marca Privada’: su presentación es bastante simple a propósito para mostrar un corte en el coste de la producción del producto. Están también registrados por el supermercado pero con un nombre diferente al del supermercado.

marcas-blancas

A medida que escalas entre las distintas categorías de productos asignadas por los supermercados, el coste se incrementa, la presentación es más llamativa y bonita y en algunas ocasiones los ingredientes también varían. Pero algo que muchos de los consumidores no sabemos es que muchas veces un producto de marca de fabricante y un producto con la marca del supermercado pueden haber sido producidos en la misma fábrica por la misma gente, simplemente con un etiquetado diferente. Por lo tanto, plantéate el comprar productos con uno o más niveles inferiores al de los productos que compras actualmente de acuerdo con la escalera de productos que te presentamos aquí.

Recuerda
Las empresas de marca tienen que cubrir los costes de anuncios de publicidad, mientras que los productos de bajo precio normalmente no utilizan publicidad.

4. Aplica esta estrategia no sólo a los productos alimenticios sino también a los productos de limpieza y cuidado personal

productos-marcas-blancasUna cosa curiosa es que la mayoría de la gente suele decantarse aún más por productos de marca cuando se trata de comprar detergentes, geles y otros productos de limpieza a pesar de que estos no necesitan ser saboreados y en los cuales los ahorros pueden ser masivos cuando compramos artículos de marca blanca. Así que una buena idea sería la de aplicar la técnica de la escalera de marcas no sólo para productos alimenticios si no también para este tipo de productos.

Curiosidad: el uso de vinagre blanco, el bicarbonato y jugo de limón son grandes aliados a la hora de limpiar tu casa, los cuales además son más amistosos con el medioambiente y más económicos.

? Curiosidad
El uso de vinagre blanco, el bicarbonato y jugo de limón son grandes aliados a la hora de limpiar tu casa, los cuales además son más amistosos con el medioambiente y más económicos.

5. No hagas la compra cuando tengas hambre

Esto puede sonar obvio, pero “si tienes hambre, posiblemente compres más cosas de las que necesitas”. Así que trata de evitar hacer la compra con el estómago vacío.

6. El problema de las compras urgentes

Si decides ir a tu tienda local a comprar un cartón de leche, NO cojas una cesta porque sino posiblemente termines llenándola. Si sólo has ido al supermercado a por un cartón de leche, vete directamente a la sección de lácteos, cómpralo y luego márchate. Ésta es una forma de ahorrar en la compra diaria, ya que las personas que van al supermercado todos los días tienen a gastar más en las compras de comida que las personas que tienen una lista de la compra semanal o mensual organizada.ahorrar-en-la-compraAdemás recuerda que productos como la leche suelen estar  estratégicamente colocados al final del supermercado debido a que es un producto básico para obligarte a atravesar todo el supermercado.

☝ Recuerda
Productos como la leche suelen estar estratégicamente colocados al final del supermercado debido a que es un producto básico para obligarte a atravesar todo el supermercado.

7. No te dejes llevar por etiquetas llamativas

descuentoTen cuidado con los artículos en oferta ya que muchas veces muchos de los artículos clasificados como ‘oferta especial’ o ‘promoción’ son más caros que productos que no están rebajados. Fíjate también que en ocasiones lo que sobresalta como un gran descuento puede haber sido rebajado simplemente unos céntimos.

Las tácticas de los supermercados incluyen el incrementar el precio del artículo individual cuando te ofrecen ofertas de productos por lote.  Asimismo exageran los precios originales de los productos cuando hacen ofertas especiales para hacernos creer que nos estamos llevándonos una ganga y que el producto es mucho más barato comparándolo con su precio original.

8. Aprovecha los cupones de descuento cuando salgas de compras

Los cupones de descuento y las ofertas forman parte de las estrategias de las tiendas y supermercados. Las promociones funcionan como un sistema de captación de clientes. Su objetivo es el de atraer a clientes nuevos que no irían a comprar si no fuese por estos descuentos. Normalmente estos cupones o códigos de descuento ofrecen un precio bastante rebajado PERO sólo para unos pocos de artículos.

A su vez, los cupones de descuento están enfocados hacia clientes existentes pero en este caso la estrategia es diferente y tienen el doble objetivo de: hacer sentir al cliente que está consiguiendo el mejor precio posible por un producto para aumentar su fidelidad y persuadir al cliente para que gaste más dinero a través de promociones atractivas de otros artículos más lujosos.

Existen cientos de cupones gratis disponibles en la web. De manera que si buscas cupones de productos que ya están rebajados de por sí, podrás obtener verdaderas gangas. Además de los cupones de los supermercados, también puedes encontrar cupones de descuento en lugares como Groupon.

9. Consigue vales de descuento para tus compras de supermercado online

Muchas veces los supermercados introducen vales de descuento por realizar compras online con el fin de “captar” clientes nuevos. Por ejemplo, 55€ de ahorro en las cuatro primeras compras online con Eroski. Otros como Ulabox ofrecen 10€ en la primera compra realizada online.

10. Diversifica tu compra

No realices todas tus compras en el mismo supermercado, ya que unos productos te saldrán mejor en un supermercado y otros en otro.

Opta además por visitar supermercados con una menor selección de productos pero con mejores precios. Supermercados como Dia, Lidl o Aldi, suelen ofrecer muy buenos precios en productos básicos como arroz, aceite o pasta. Muchos consumidores optan por ir una vez al mes y comprar todos los alimentos básicos en este tipo de supermercados y usar los supermercados grandes para los demás productos que no pueden conseguir aquí.diversificar-compras

☝ Recuerda
Los supermercados grandes no serán siempre necesariamente los que tendrán los mejores precios y que deberías de comparar precios entre supermercados.

11. Consigue un ahorro extra comprando online

Si realizas tus compras online, existen algunas webs que ofrecen reembolso cada vez que lo haces. Estas páginas funcionan como intermediarios entre tú y el supermercado. Si realizas tu compra a través de ellos, estarás pagando el mismo precio por el producto que si fueses directamente a la tienda con el plus de que ellos te ofrecen un pequeño porcentaje de sus ganancias. Uno de los servicios más usados para este tipo de compras es Beruby y algunos de los supermercados con los que tienen acuerdos incluyen Carrefour y Dia.

12. ¿Cuándo comprar 2 × 1?

ofertas_2x1Las ofertas de 2×1, 3×2 o todo a mitad de precio, suelen ser buenas cuando las cosas no están a punto de caducar y cuando el producto en oferta es algo que compramos regularmente como puede ser detergente, papel higiénico o champú. De otra manera estaríamos añadiendo cosas extra a nuestra lista de la compra.

13. Recuerda que nadie da nada gratis, las tarjetas de fidelidad tampoco

Los supermercados utilizan artimañas engañosas para mantener a sus clientes y para tratar de que no se vayan a la competencia. Así que no creas que tarjetas como la tarjeta de puntos de El Corte Inglés, la tarjeta Oney de Alcampo, la tarjeta Club Carrefour o la tarjeta Mercadona te van a dar algo a cambio de nada. Las tarjetas de fidelidad están creadas de tal forma que los puntos que vas acumulando ya están incorporados dentro de sus políticas de precios.

☝ Recuerda
La regla de oro es elegir dónde comprar basado en el precio y no por los puntos que puedas conseguir, pero siempre que puedas conseguir puntos hazlo.

14. ¿A qué hora ir al supermercado para obtener mayores descuentos?

Si tienes la suerte de ir al supermercado y conseguir el producto que querías a un precio muy reducido ¡Fantástico! Pero, en general, los productos con grandes descuentos aparecen al final del día ya que suelen ser productos próximos a su fecha de caducidad. Si son productos que no vas a utilizar inmediatamente, quizás sea una buena idea congelarlos y podrás usarlos más adelante.

15. Acostúmbrate a no ser malgastador

¿Conoces la diferencia entre la ‘fecha de consumo preferente’ y la ‘fecha de caducidad’? Si no es así, posiblemente estés tirando un montón de comida innecesariamente.

Pues bien, los productos etiquetados con ‘fechas de caducidad’ específicas indican que deberías de tirar la comida una vez que el producto haya alcanzado dicha fecha, de otra manera podría suponer un riesgo para tu salud incluso aunque a simple vista se vea bien o no huela mal. Las comidas típicas que suelen llevar este tipo de etiquetas serían los productos lácteos, el pescado y los huevos.fecha-caducidad-consumo-preferentePor otro lado, los productos con etiquetas ‘consumir preferentemente antes de’ normalmente pueden ser consumidos dentro un margen de días razonable posterior a dicha fecha sin causarnos daños y sin necesidad de deshacernos de esos productos y sustituirlos por otros nuevos. Normalmente este etiquetado no se relaciona con la seguridad alimentaria, sino que simplemente es la fecha de calidad óptima establecida desde el punto de vista del fabricante. Se usa para alimentos que suelen durar más tiempo que los anteriores tales como comidas congeladas, latas, azúcar, arroz, alubias, pasta y cereales. De manera que puedes comerlas incluso después de la fecha recomendada por el fabricante usando los sentidos del gusto y de la vista.

? Ojo:
Otra cosa a tener en cuenta es que después de la fecha indicada los productos con la etiqueta ‘consumir preferentemente antes de’ pueden haber perdido parte de su textura y propiedades originales.

Las etiquetas de ‘fecha límite de venta’, son instrucciones que las tiendas tienen para sus empleados y no para los consumidores. Estas fechas suelen ser instrucciones de referencia para que los empleados de la tienda sepan cuando deberían de sacar un producto de las estanterías.

☝ Recuerda
Como consumidor, las fechas que te interesan son la ‘fecha de caducidad’ y la ‘fecha de consumo preferente’.

16. Pon un recordatorio en tu frigorífico

Si lo encuentras útil podrías imprimir un recordatorio con las explicaciones de las fechas de caducidad de los productos y ponerlo en tu frigorífico. Una vez que te has familiarizado con él puedes sacarlo.

En resumen, existe un riesgo para la salud cuando comemos productos más allá de su fecha de caducidad. Sin embargo no hay un límite de días establecido para los alimentos con fecha de consumo preferente la cual determine hasta cuando este tipo de productos pueden ser consumidos sin suponer un riesgo para la salud. Pero generalmente, cuanto mayor sea la vida útil del producto antes de alcanzar su fecha de consumo preferente, será mejor.

17. Haz una lista de la compra

Escribe tu lista de la compra antes de ir al supermercado, de esta manera no sólo no olvidarás lo que necesitas, sino que además podrás tratar de evitar acabar comprando más cosas de la cuenta cuando vayas al supermercado si te ciñes a ella.

18. Planea tu menu semanal antes de ir al supermercado

La mejor manera de realizar tu lista de la compra es planeando primero las comidas de la semana o del mes. Haz una lista de la compra semanal y así podrás decidir qué vas a comer cada día contando con los ingredientes que ya tienes en casa y que no necesitarás comprar de nuevo.

19. Trucos para reutilizar las sobras del día anterior

Una estrategia que puedes usar para no destragar comida del día anterior o para ver qué hacer con alimentos con los que no sabes qué hacer es buscar en internet recetas que contengan esos ingredientes y simplemente comprar los extras que te falten.

Existen aplicaciones móviles que disponen de recetas de cocina y que permiten crear listas de la compra en las que puedes tachar los ingredientes que ya tienes. Entre ellas están: Todas Mis Recetas y Recetas y Compras. Otra alternativa es ¿Qué cocino hoy?, la cual contiene más de 3000 recetas y te permite buscar platos que puedes cocinar en función de los ingredientes que tienes.

20. Pásate por los mercados locales y ferias

Quizás ir al supermercado sea lo más conveniente, sin embargo los mercados locales y las ferias pueden ofrecer muy buenos precios en productos tales como frutas, vegetales, carnes y pescados a la vez que conseguirás alimentos frescos.

Una buena manera de comparar precios entre los productos de los mercados locales y ferias y los productos de los supermercados es guardando los recibos de todas las compras que realizas en ambos, para así poder ver si realmente vale la pena la diferencia de precio.

Conclusion

Ya ves que saber cómo ahorrar en la compra sin tener que privarnos mucho no es tan difícil. Existen muchas formas de ahorrar en la compra de comida y otros productos, simplemente con aplicar algunos de los trucos y consejos mostrados en este artículo podrás notar un ahorro significativo en tus compras de supermercado diarias, lo que te podría suponer un gran ahorro a lo largo de un año. Si te ha gustado este artículo, no olvides compartirlo en tus redes sociales para que tus amigos también descubran como ahorrar o déjanos un comentario abajo.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *